viernes, 13 de enero de 2017

Los Huesos de Sísifo


"¡Ay! ¡Pobre Yorick! ¿Qué se hicieron de tus burlas, tus brincos, tus cantares y aquellos chistes que animaban la mesa con alegre estrépito?
Ahora, falto ya de músculos, ni puedes reírte de tu propia deformidad...".

Esta es la reflexión sobre la muerte y el paso del tiempo que William Shakespeare pone en boca de Hamlet, príncipe de Dinamarca, cuando a la vuelta de su destierro en Inglaterra se informa de la muerte de Yorick, bufón de la corte y amigo de infancia.

Hamlet la pronuncia sosteniendo en la mano la calavera que acaba de sacar de la tumba de su amigo.

Tumba prehistórica en Varna Bulgaria. Nótese el pendal en oro (capucha metálica para el pene)

Continuando el caleidoludio que hemos seguido en las anteriores publicaciones, hoy me referiré a los huesos de Sísifo que son los mismos de Proust en su cama y los mismos huesos nuestros.
Habíamos quedado en la introducción del proceso de conciencia de los estados sin forma y algo muy importante recalcado por J.L. Borges...que la belleza se siente!!! sí, y afirmo yo, se siente desde los huesos, la belleza se construye desde los huesos y la belleza misma construye y estructura nuestros huesos. 
¿Qué tan abstracto y sublime puede ser "lo bello"? no mucho. 
Es en los fósiles donde se refrenda el pacto de la vida con la piedra, del espíritu con la piedra y viceversa, los fósiles son belleza petrificada, la arquitectura-partitura (partituarquitectura) de la vida y del espíritu hendida y surcada en la piedra. Pie y cima de la gesta sísifa.

Estoy seguro que todas las damas y caballeros que siguen esta lubricaparanoicacrítica han recibido un beso que ha hecho erizar sus periostios, periostio es la membrana que  cubre los huesos y posee gran cantidad de corpúsculos de pacini iguales a los que existen en la piel y son los sensores encargados de captar presión y vibración. Estos se concentran en mayor medida en las plantas de pies y manos y en los órganos genitales. 
Así que cuando se produce un roce amatorio es imposible negar que el periostio se eriza.


En una publicación anterior titulada "Sensación Suprema" llamé la atención de un gesto del pintor Egon Schiele donde abre al máximo sus dedos indice y anular formando un ángulo que se dilata al máximo, posteriormente está la pintura por el mismo artista de una dama con su genital en máxima apertura y al final otra de sus obras nos representa una construcción de un molino de agua que apenas soporta el ímpetu y fuerza de un torrente de algún arroyo.
Bieeen!!! los corpúsculos de pacini están activados en gran medida cuando estamos acostados en la cama de Proust, cuando estamos sentados en el banco del piano de Chopin, y cuando estamos de pié empujando la roca de Sísifo, y para que ello sea posible se necesita de la dureza y peso de nuestros huesos.


Esa sensación placentera de la apertura de los dedos, de la dilatación del sexo femenino y el espectáculo de un torrente amenazando con destrozar las líneas de una construcción es muy similar a la presión que percibimos en la piel entre el colchón y nuestro esqueleto, entre los huesos de la cadera y donde sea que estemos sentados, y entre los huesos de manos y pies donde sea que estemos parados, ya sea en el concreto de una calzada o en la arena de una playa.
Esta sensación puede llegar a ser intensa y suprema o completamente desapercibida, débil, muy débil, completamente alienada de nuestra carne y de nuestros huesos, es una sensación sin forma, un principio de darse cuenta o de consciencia sin ninguna forma, un principio de percepción reptiloide, reptiloide si, el mismo principio que provocó según alguna de las mitologías la expulsión de Eva y Adán del paraíso terrenal.
Para hacer consciente este inicio de estado sin forma y base para todo percepto, solo basta poner atención a esta sensación cuando estemos acostados, sentados o parados, así de sencillo, o también podemos hacerla patente si tomamos un lápiz y sobre una hoja de papel hacemos un trazo débil, suspirado, luego presionamos con fuerza hasta el punto que se rompa la punta del lápiz, allí quedará plasmado las distintas tonalidades de esta fuerza y sensación interior, también si tenemos algún instrumento y marcamos una nota, primero muy suave y luego con toda la fuerza que pueda soportar la tecla, ahí en esa diferencia tonal se empieza a materializar nuestra huella de nuestros estados de conciencia sin forma, bueno y para quienes tienen a quien besar les será más fácil alcanzar esta manifestación de estos estados de consciencia.
Dejo un enlace que espero observen y oigan con mucha atención, ya lo había citado anteriormente hace algunos años sobre una reflexión similar y donde acudí a R. Wagner para decir en otras palabras y otras gráficas lo mismo que sigo exponiendo hoy. 




"Hueso", un poema de Óscar Hahn.

Curiosa es la persistencia del hueso
su obstinación en luchar contra el polvo
su resistencia a convertirse en ceniza

La carne es pusilánime
Recurre al bisturí a ungüentos y a otras máscaras
que tan sólo maquillan el rostro de la muerte

Tarde o temprano será polvo la carne
castillo de cenizas barridas por el viento

Un día la picota que excava la tierra
choca con algo duro: no es roca ni diamante

es una tibia un fémur unas cuantas costillas
una mandíbula que alguna vez habló
y ahora vuelve a hablar

Todos los huesos hablan penan acusan
alzan torres contra el olvido
trincheras de blancura que brillan en la noche

El hueso es un héroe de la resistencia


(Óscar Hahn: "La poesía del siglo XX en Chile. Antología", ed. Visor, 2005, pp. 152)

.......(Continuará...)........



11 comentarios:

  1. Amor constante más allá de la muerte.
    Quevedo.

    Cerrar podrá mis ojos la postrera
    sombra, que me llevare el blanco día;
    i podrá desatar esta alma mía
    hora, a su afán ansioso lisongera:
    mas no de essotra parte en la rivera
    dejará la memoria, en donde ardía;
    nadar sabe mi llama la agua fría,
    i perder el respeto a lei severa.
    Alma, a quien todo un dios prissión ha sido,
    venas, que humor a tanto fuego han dado,
    medulas, que han gloriosamente ardido;
    su cuerpo dejarán, no su cuidado;
    serán ceniza, mas tendrá sentido;
    polvo serán, mas polvo enamorado.

    Y un enlace... ;)

    http://cvc.cervantes.es/literatura/quevedo_critica/p_amorosa/jauralde.htm

    Y qué grato es leerte y que me bailes las neuronas...
    Sonrío.

    Besos, mi Caribe.

    ResponderEliminar
  2. Estas entradas que estás editando bien pudieran formar parte de un ensayo sobre el concepto de belleza en su acepción más amplia, comenzando por el funcionamiento de nuestro propio esqueleto.
    Muy interesante la relación de literatura y biología.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. El vídeo lo veré con tranquilidad otro rato.
    De tu texto destacaré dos aspectos que me han gustado, el primero que la belleza se siente; no puedo estar más de acuerdo en esa afirmación, siempre resulta difícil explicar porqué nos parece algo bello y porqué nos hace sentir sensaciones agradables. Tú dices que se siente en los huesos, no lo niego, tu explicación es convincente.

    Y el segundo aspecto que me ha gustado, sin tener ni idea es eso de que un beso nos puede hacer erizar los periostios, jajajaja (nunca lo hubiera dicho así, la verdad). En todo caso es bien cierto que hay besos que te erizan toda ¿y por qué no los periostios?

    Tus reflexiones llenan de asombro mis periostios :))

    Besos (erizantes), jajajaja

    ResponderEliminar
  4. Muy intenso e interesante, pero me has dejado el cuerpo un poco flojo, jajaja.

    Fuerte abrazo Aristos.

    ResponderEliminar
  5. En cuanto vi la cara de Zander en tu video me dije ... si existe alguien del mundo de la música que desborde capacidad didáctica, pasión y entusiasmo a juego con la que desprendes tú mi querido ARISTOS, es este hombre, no me extraña nada que lo hayas usado para ilustrar tu increíble disertación sobre la importancia de los actos/movimientos/sentimientos/sensaciones inconscientes no solo a nivel psicológico sino biológico. La belleza se siente sin duda alguna, creo que a parte de sensibilidad no hace falta nada más que predisposición. El síndrome de Stendhal no es más que agotamiento por sobre saturación de sensaciones placenteras producidas por la impresión que nos causa la belleza. Estoy tan de acuerdo contigo que hasta podría decirte que lo he experimentado ... no sé si se me erizan los perióstios cuando me besan pero que se me eriza todas las circunvoluciones cerebrales ... eso jaja te lo aseguro; )

    Cuando explico a los que no sabes lo que son las sensaciones sinestésicas que veo colores con determinadas músicas o que a veces ( me ocurrió con Rayuela) cuando leo algo que me gusta muchísimo veo las letras como en tres dimensiones, como si sobresalieran de la página y .. jaja más sensaciones curiosísimas me miran como si estuviera chiflada y jaja puede que un poquito sí, pero no más que la mayoría y sin embargo me lo paso bastante mejor ... a mi me emociona todo, así de rotunda te lo digo. Veo una florecita en medio del asfalto y me parece prodigioso, a veces un anuncio de la tV me conmueve hasta hacerme avergonzar porque no consigo controlar mis lagrimas, no te digo nada con la música y la vida en general... descubrir un pequeño cantarelus ( es una seta) bajo el musco o una manita en una charca ... todo, de hecho si no fuera porque con el tiempo he conseguido parapetarme tras una especie de muro mental con el que me metalizo antes de salir de casa en mi trabajo .. no podría dedicarme a lo que me dedico, aun así sufro muchísimo por lo que a la inmensa mayoría le resbala pero tb disfruto más que la mayoría por lo mismo. En fin mi querido ARISTOS, que gracias por tus enseñanzas y curiosidades ... jaja el gorrito de oro de la tumba búlgara me ha parecido sumamente incómodo, por favor ... es como si nos pusieran una funda de oro tapando la nariz ; ) en fin... solo tú nos podrías enseñar semejantes cosas cuirosísimas jajaja así que para compensar tu generosidad te voy a dejar al seguramente mejor pianista clásico de la actualidad, uno de los mejores intérpretes que existen de Chopin, escuchándole a mi se me eriza el perióstio, el pericardio y hasta el peritoneo jajaja ... for you ; )


    Muchísimas gracias y muchísimo besos que si no te erizan los huesos por lo menos te hagan dibujar una sonrisa que es la que tengo yo dibujada mientras te escribo MuaaksS!

    ResponderEliminar
  6. Interesante análisis.
    Y hablando de huesos, encontré ésta reflexión:

    ..."Universos enteros encajan confortablemente dentro de nuestros cráneos. No sólo uno o dos, sino infinitos universos pueden ser empacados en ese oscuro, húmedo y huesudo hueco sin romperlo desde dentro. El espacio en nuestras cabezas se ajusta para acomodar todo. La verdadera puerta de entrada a la quinta dimensión estuvo allí, siempre. Dentro. Ese infinito espacio interior contiene todo lo divino, lo extraño, y todo lo que no es de este mundo que pudiéramos llegar a necesitar”.


    Grant Morrison


    Cariños Aristos.

    ResponderEliminar
  7. Todo se siente en los huesos! Muy interesante Aristos me ha encantado! Un abrazo feliz!

    ResponderEliminar
  8. Vaya.....! emocionante e interesante el vídeo y seguiré a la espera.

    Abraso =)))

    ResponderEliminar
  9. Vienes y vas
    Cambias de blog
    Estás en escritor y de los buenos ....
    No juzgo estaba leyéndote
    y me salió el pensamiento
    Un abrazo desde el frío intenso

    ResponderEliminar
  10. Dices, qué:"la belleza se construye desde los huesos y la belleza misma construye y estructura nuestros huesos".Es precioso que sean nuestra urdimbre básica.
    ¿ Los huesos se ríen?. Supongo que sí y sentimos la sensación de alegría como si fuéramos más livianos.
    Besos

    ResponderEliminar