viernes, 26 de noviembre de 2021

Ausencia

 


Habré de levantar la vasta vida
que aún ahora es tu espejo:
cada mañana habré de reconstruirla.
Desde que te alejaste,
cuántos lugares se han tornado vanos
y sin sentido, iguales
a luces en el día.
Tardes que fueron nicho de tu imagen,
músicas en que siempre me aguardabas,
palabras de aquel tiempo,
yo tendré que quebrarlas con mis manos.
¿En qué hondonada esconderé mi alma
para que no vea tu ausencia
que como un sol terrible, sin ocaso,
brilla definitiva y despiadada?
Tu ausencia me rodea
como la cuerda a la garganta,
el mar al que se hunde.

Jorge Luis Borges 

 

2 comentarios:

  1. Precioso poema el que escogiste. La ausencia que puede pintar de gris las 24h del día. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Borges como artista literario un fuera de serie!!! El maestro del juego de los laberintos cuya dicha está en abrirlos y perderse en ellos, bucear en ellos hasta salir a flote por una bocanada de misterios y verdades indefinidas sin perder nunca lo existencial y más bien afirmar ese existencial al que una vez como sentencia pronunciara "...la belleza se siente..." contrastando con ello la gran diferencia de pensar la belleza con sentirla. "El éxtasis no repite sus símbolos..." algo que solo lo alcanza aquel que resuelve laberintos desde el sentir de la belleza al tiempo que nos indica que la salida de nuestros propios laberintos bien puede ser a lo infinito si sentimos la belleza, Los laberintos respiran, tienen su ritmo, laten y es suficiente empezar a desenmarañarlos si nos ubicamos en su principio de ausencias y encuentros, de vacíos y llenos, de certidumbres e incertidumbres, en fin podemos encontrar el principio de todo laberinto cuando empezamos a jugar con el maravilloso principio de los contrarios, como el Poeta Dante en la boca del mismo infierno.
      Abrazo Grande Ginebra!!! una alegría grande oirte y leyendo este poema de Borges.

      Eliminar