domingo, 22 de enero de 2023

Diente de león

 


Un micro de Yolanda Martínez Adrover.

Tenía cinco años cuando descubrí aquella curiosa flor de tallo alargado que destacaba sobre el manto verde de mi jardín. La observé con delicadeza deleitándome con la estructura esférica de sus esporas. Fui testigo de cómo el viento la hacía desprenderse de alguna de ellas. Un día, camino a la escuela, tiré del brazo de mi madre hasta alcanzar una. Entonces conocí su nombre: diente de león, y la posibilidad de pedirle un deseo. No lo dudé, pensé uno con decisión y soplé. Mi ilusión se fragmentó y salió flotando por el aire. Al llegar al colegio, estaba cerrado.

2 comentarios:

  1. Eso sí que es un buen deseo, y además cumplido... yo, como profe, también lo pienso a veces, pero no lo he visto cumplido aún:)))
    Saludos para ti y para la autora

    ResponderEliminar
  2. Siempre me ha admirado la capacidad de concretar, decir mucho con pocas palabras. Ya sabes que yo necesito cien millones de ellas para decir ¡hola! ; ) Este es un micro que lo consigue. Traslada lo preciosista y frágil de un diente de león, a la vez q cuenta una historia con final tan sencillo como sorprendente. Precioso!

    Mil gracias y muuchos besos, mi querido ARISTOS!

    ResponderEliminar